Coco Sotelo Coach

Blog

Uncategorized
Belem Rueda
Comments (0)
Ene 24, 2024

El poder del pensamiento positivo

Cuando era pequeña me enseñaron cómo caminar, hablar, comer, escribir y también me dijeron cómo pensar acerca de la religión, de los partidos políticos, de las creencias culturales, y de las tradiciones familiares, etc. Sin embargo, nunca me enseñaron a cuestionarme y a pensar con propósito, nunca tomé una clase y jamás imaginé que los pensamientos fueran una opción.

Tiempo después comencé a practicar el control mental y aprendí que tenemos la habilidad de manejar nuestros pensamientos, pero muchas veces creemos y damos por hecho que los pensamientos son realidades y ni siquiera nos damos cuenta de que son nuestros pensamientos, y no nuestras circunstancias, las que crean nuestros sentimientos.

El poder del pensamiento positivo

Sin darme cuenta, había venido reciclando pensamientos heredados de mis padres y de mis abuelos. El programa mental de mi juventud no se cuestionaba y no era consciente que los pensamientos negativos lideraban los sentimientos conduciendo así a resultados no satisfactorios.

-“He ido por la vida como muchos de nosotros pensando lo que me dijeron que tenía que pensar”-. Coco Sotelo

En el 2019, experimenté la crisis de la edad media, misma que me llevó a cuestionarme acerca de todo, hice un viaje a mi interior, comencé a estudiar Bioneuroemoción, leer libros de neurociencia y a comprender el proceso del pensamiento positivo.

Ahora sé que cada pensamiento que pensamos es una decisión que hacemos y que puedo terminar de seguir los patrones de pensamientos de mis padres para comenzar a pensar por mi misma.

Los humanos tenemos la capacidad de poner atención y descubrir el poder que tenemos, este poder empieza con nuestros pensamientos y termina con nuestros resultados.

Los aspectos de la vida se pueden categorizar en cinco:

  • Circunstancias.
  • Pensamientos.
  • Sentimientos.
  • Acciones.
  • Resultados.

No creo que haya nada en la vida que no entre y sea entendido bajo este marco de trabajo.

Necesitar tomar conciencia y aprender que la interacción entre estas cinco categorías, determina cómo vivimos nuestra vida.

Te invito a reflexionar un poco …y pregúntate ¿Cómo pensamos hacer una cosa determinada? ¿Cómo nos sentimos acerca de esta misma cosa? ¿Cómo nos sentimos sobre esta cosa que determina nuestras acciones?

Es aquí donde creamos o no, creamos resultados y la suma de todos estos resultados crea nuestras vidas.

Leer más
Blog
Belem Rueda
Comments (0)
Ene 24, 2024

Perdón a uno mismo

Practicar el perdón a uno mismo nos ayuda a enfocarnos en el futuro y a caminar hacia adelante.

El proceso comienza identificando en lo que nos hemos equivocado. La negación o no aceptación de nuestros actos no nos conducen hacia el perdón a uno mismo, por el contrario, si reconocemos nuestros errores y aceptamos que una parte de nosotros no es perfecta, es ahí donde podemos encontrar el conocimiento del error que nos permite crecer.

Nadie quiere hablar sobre las cosas que en el fondo sabemos que hemos hecho mal a nosotros mismos o a otras personas. Esto puede hacer que nos sintamos culpables o con mucha vergüenza, pero visto desde otra perspectiva nos puede motivar a arreglar el problema de una mejor manera.

Darte otra oportunidad no sólo te permite ser amable sino también constructivo. El perdón a uno mismo nos ayuda a perseverar las relaciones con los demás, mejorar nuestro temperamento y ser más productivos. Se ha demostrado también que reduce los niveles de estrés, lo cual puede ser muy beneficioso para tu salud.

Perdón a uno mismo

Por otro lado, es tan difícil perdonar que el perdón a uno mismo puede volverse un gran reto, ya que existen sentimientos de fracaso. La diferencia entre el perdón y el perdón a uno mismo está en entender.

Perdonar es el acto de disculpar la ofensa recibida de otra persona y para dar paso a la sanación.

El perdón a uno mismo muchas veces lo vemos como la expectativa de hacer mejor las cosas en el futuro y para esto necesitamos sincerarnos, si no lo hacemos, no podremos esperar cambios en nuestras conductas.

No importa si la falta es pequeña o grande, lo que se quiere hacer es restablecer un balance y esto puede tomar meses, años, la ayuda de amigos, profesionales y mucha literatura que podamos encontrar disponible sobre el tema.

Sin embargo, con sólo tener un cambio de perspectiva se puede conseguir el perdón.

Es decir, que cuando analizamos el acto o la circunstancia y si la vemos de una manera más objetiva, esto nos conduce al ámbito de nuestros actos y desear la obtención de mejores resultados.

A veces, la caridad empieza con nuestra persona, es aquí como podemos ser amables con nosotros mismos y con los demás.

Como madre de dos adolescentes y una niña de siete años, muchas veces cuando voy al trabajo me siento culpable por no pasar más tiempo con ellos, llegando a casa estoy tan cansada que a veces me es difícil completar las tareas y a veces incluso, pierdo el control de mi temperamento. Así que cuando se trata de ser padres, el perdón a uno mismo es una táctica de sobrevivencia, la realidad es que al cometer un error necesitamos el perdón a uno mismo para poder regresar al camino y querer trabajar por ser mejores.

Leer más
Blog
Belem Rueda
Comments (0)
Ene 24, 2024

El (¡Real!) secreto de la Felicidad

Quiero comenzar compartiendo el significado de la compasión, a través de este artículo sabrás porqué es importante compartir esta definición contigo.

La compasión es un valor humano que conjuga la empatía y la comprensión hacia el sufrimiento de los demás.

La palabra compasión deriva del griego συμπάθεια (sympatheia), cuya etimología indica un sentimiento de simpatía, y del latín cumpassio, que enfatiza en la sensación de tristeza.

La compasión es el sentimiento de empatía por uno mismo y por los demás. Nacemos con un instinto de ser amables, incluso los bebés y los niños tienen la capacidad por sentir la amabilidad.

Los estudios demuestran que no es el dinero, tener más tiempo o menos estrés lo que nos hace sentir mejor, un poco de compasión podría ayudarnos a sentirnos más felices.

Si la compasión es tan satisfactoria ¿Por qué no la practicamos todos con más frecuencia?

Los niveles de estrés son uno de los factores más comunes, seguidos por emociones como la preocupación, la duda y el miedo.

Cómo muchas otras cosas en la vida, entre más practiquemos la compasión, más fácil y más natural se convierte. Definitivamente, no es un cambio que se hace dramáticamente como la mayoría de la gente piensa. En muchos de los casos son pequeñas acciones o pensamientos que hacemos todos los días.

Aquí te dejo algunas formas de cosechar los beneficios de esta poderosa emoción.

ESTABLECER UNA INTENCIÓN DIARIA

Por ejemplo, en una nota recordatoria escribir “tengo la intención de compartir alegría con la gente me rodea hoy”. Esto puede marcar la pauta para tu día y puede cambiar los resultados de tus interacciones.

MOVERSE MÁS

La actividad física activa las regiones del cerebro, hacer ejercicio con frecuencia como correr, bicicleta, etc... Cultiva la relajación.

ATENCIÓN PLENA

La habilidad de enfocarse en el presente instala una sensación de calma y promueve la compasión.

En lugar de reaccionar inmediatamente a las cosas que no van bien o se salen de control,

hagamos una pausa para pensar. Entonces, la consecuencia será que actuaremos de manera compasiva y consciente.

No olvides ser amable contigo, y recuerda que la autocompasión no significa ser egoísta, sino todo lo contrario, ser compasivo con uno mismo nos pone en una mentalidad más feliz, más placentera y que permite relacionarnos mejor con los demás.

Abrazar es una forma de compasión más fácil e inmediata.

¡ÁMATE A TI MISMO, ESPARCE TU LUZ Y ABRAZA CON MÁS FRECUENCIA!

Leer más
Blog
Copitzy
Comments (0)
Dic 27, 2023

Encontrando el lado positivo

La resiliencia es especialmente un conjunto de habilidades, a diferencia de la disposición o el tipo de personalidad. ¿Qué hace posible que las personas no sólo superen tiempos difíciles, sino que prosperen durante y después de ellos? Como las gomas rebotan después de que las apretamos, aplastamos, también lo hacen las personas resilientes.

Es un campo tentador para los neurocientíficos, que están entendiendo mejor porqué algunas personas se recuperan mejor de experiencias difíciles, mientras que a otros no les va tan bien.

Gracias a las a la tecnología y a las imágenes modernas los científicos pueden mirar dentro del cerebro en tiempo real, para ver cómo y en qué medida las situaciones estresantes lo cambian.

La estructura y función del cerebro que también están aprendiendo que el entrenamiento de la resiliencia, puede cambiar el cerebro haciéndolo más resiliente.

Mucha de la evidencia sugiere que con un poco de práctica, cualquiera puede desarrollar resiliencia. Esta es una muy buena noticia porque los humanos se estresan mucho más de lo que nos damos cuenta. Según investigaciones, la resiliencia puede ayudar con esto y con casi todos nuestros males modernos, incluida la enfermedad cardíaca y posiblemente los trastornos cerebrales.

El problema es que estamos activando constantemente las mismas vías neuronales del miedo con los factores estresantes de todos los días, preocupándonos más por el futuro y por el pasado, que por nuestro presente.

Cuando más usamos más eficientemente la superautopista neuronal, esta crece y esta forma de pensar se convierte en un estilo de ver la vida.La investigación muestra que los humanos pueden entrenar sus cerebros para construir y fortalecer diferentes conexiones que no refuercen el circuito del miedo, y con el tiempo si la gente usa esta nueva vía lo suficiente, puede convertirse en la nueva respuesta al estrés y a sus terribles consecuencias.

Leer más